sábado, 6 de septiembre de 2008

Quinta Obra en Competición


Titulo: Cuando el reloj toca las 12


Director: Agustín Peralta


Genero: Suspenso


Elenco:

Enriqueta Sánchez (Naomi Watts)

Carlos Miuler (Ralph Fiennes)

Santiago (Freddie Highmore )

Lorena Tomaso (Queen Latifah )

Carolina Sanches ( Brittany Murphy)


Banda sonora: 'The village' de James Newton Howar, temas: THE BAD COLOR, THOSE WE DON'T SPEAK OF, WHAT ARE YOU ASKING ME?. Y la canción de Lucho Gatica 'Reloj no marques las horas'.


Sinopsis: Enriqueta descubre que posee un objeto capas de causar la muerte de cualquier persona, pero no puede matar a la persona que lo posee. Ella trata de deshacerse del objeto, pero es imposible alejarse de el, esta destinada a poseerlo sin importar las consecuencias.


Argumento

Enriqueta Sánchez se disponía a irse del funeral cuando ya no quedara nadie en el sepelio. La noche anterior su marido había aparecido muerto a su lado, al despertar ella le fue a llevar el desayuno a la cama y se encontró con la desastrosa verdad, desde ese día no podría escuchar mas la voz de su esposo.

La única persona que quedaba en el cementerio se retiro y Enriqueta lanzó las últimas lágrimas sobre la tumba de su esposo, levantó la mirada y dejo caer una rosa que de tanto apretarla le había hecho sangrar las manos, pero que su vez le había hecho sentir que estaba viva.

Al salir de aquel silencio sepulcral, la mujer se dispuso a ir a pie hacia su casa. Miró el reloj que le habían regalado el día anterior y al darse cuanta de que solo faltaban 15 minutos para la media noche, se puso en marcha.

Tan solo faltaban 5 minutos para la media noche, dos cuadras la separaban de su casa, faltaban 2 minutos, una cuadra la separaba de su casa, 1 minuto media cuadra la separaban de su casa. La manecilla del reloj toco las 12 y de la casa que estaba al lado de Enriqueta salio un grito desgarrador que enmudeció a todo aquel que lo había oído.

Presa del pánico Enriqueta comenzó a correr rumbo a su casa, al llegar a la puerta de su hogar tomó rápidamente la llave y entro apresuradamente al living. Subió las escaleras, fue hasta la cama, se acostó suavemente y comenzó a llorar desconsoladamente hasta que se durmió.

Esa noche pensó en su pequeño hijo de 10 años, Santiago, que todavía no se había enterado de la muerte de su padre, ya que hace 5 días estaba en un campamento de los chicos exploradores, le faltaban 4 días para volver a casa. Enriqueta no sabía como le iba a decir que su padre había muerto.

A la mañana siguiente las malas noticias no se hicieron esperar, cuando ella recibió el diario, en primera plana aparecía la foto una mujer asesinada, prendió el televisor y se puso a escuchar el noticiero:

- Ayer a la medianoche, la localidad de Lujan presenció uno de los misterios mas desesperantes del año. Todo ocurrió cuando Lupita Gomes estaba durmiendo en la habitación de su casa ubicada en la calle 9 de julio y aunque parezca raro e inexplicable…

Apagó el televisor rápidamente, ella había escuchado el grito de Lupita Gomes al morir y no hizo nada para impedirlo.

Enriqueta trabajaba de camarera en un bar de la ciudad, pero le habían dado la semana de franco por la muerte de su marido, así que se dispuso a leer la noticia de la muerte de Lupita.

Al terminar no le quedaban fuerzas ni ganas de hacer nada, así que se volvió a dormir, ese día tuvo uno de los sueños más raros del mundo.

Estaba sola, en medio de un circulo negro en lugar de una blancura magnífica, a lo lejos se acercaba un rostro masculino, esa persona se fue acercando mas y mas hasta estar al frente de Enriqueta. Era un hombre de unos 35 años, flaco de facciones flácidas y rostro demarcado.

-¿Quién es usted?- Dijo Enriqueta- No lo conozco, aunque su rostro me parece conocido

- Si me conoce. Soy Carlos Miuler y también su cartero. ¿Se acuerda?, hace dos días le entregue un paquete.

- Si, el paquete tenía un reloj que me lo regalaron a mi nombre, aunque no decía quien me lo había mandado - Aclaro Enriqueta

- No, no lo decía porque el paquete se lo mande yo. Debería tener mas cuidado señora, agarrar algo sin saber de donde es, ni de quien es conlleva una gran irresponsabilidad de su parte, y esa simple elección de quedarse con el reloj le ha cambiado su vida por completo. Una determinación tan simple como tomar un reloj puede cambiar el rumbo de una persona.

- ¿De que habla? - Pregunto Enriqueta- Este reloj no tiene nada de malo.

- Pues, ese reloj señora es el causante de la muerte de su marido y de su vecina- Dijo el Hombre.

Enriqueta se quedo estupefacta, y el hombre viendo que ella no decía nada replicó:

- Su marido murió al anochecer cuando eran las 12 de la noche. Su Vecina murió a las 12 de la noche ¿Qué curioso no? El reloj mata a aquella persona que mas cerca se encuentre de el a las 12 de la medianoche, desafortunadamente para usted, la persona mas cercana la primera noche fue su marido.

-¿Por qué? ¿Qué le hice yo a usted?- dijo Enriqueta- Déjeme en paz a mi y a mi familia, o le juro que lo voy a encontrar y se va a arrepentir.

- Otra característica del reloj es que también puede matar los sueños y los recuerdos, si usted sueña con su marido a las 12 puede olvidarse de el para siempre. No puede quitarse el reloj, ya es como parte de su cuerpo, no intente hacerse daño sin razón, no querrá que su hijo quede huérfano .Yo a través del reloj tengo acceso completo a su mente y por lo tanto puedo entrar cuando quiera. No me obligue a hacer que se olvide de su Hijo Santiago, no querrá que el se quede sin madre y sin padre. Yo que usted iría pensando cerca de quien dormirá esta noche, no querrá matar a otro ser querido- Diciendo esto la figura del hombre desapareció por completo y Enriqueta despertó.

Estaba confundida, alterada, no sabia que hacer, tomo el auto y comenzó a irse lejos de su casa, sin saber a donde ir, solo paró a cargar gas unas cuantas veces, hasta que se hizo de noche. Se bajo del auto y fue a un descampado caminando despacio, se acostó en medio del pasto, procurando que no haya nadie cerca. El rejo toco las 12 y no hubo indicio alguno de que otra persona hubiera muerto, pero estas sospechas fueron hechas a un lado al salir del descampado y ver que muchas personas rodeaban a alguien. Enriqueta ya sabía lo que había pasado, pero no quiso acercarse al cuerpo del muerto, volvió a su casa, pero esa noche no pego un ojo por miedo a que si el cartero tenía razón, podía soñar con su hijo e olvidarse de el para siempre.

Trato de quitarse el reloj con todas las fuerza, grito del dolor hasta que las muñecas le empezaron a doler demasiado y se dio por vencida.

Se le ocurrió algo que podía dar resultado: poner cerca de ella un animal y así no moriría ninguna persona, apenas se le vino eso a la mente, Carlos Muiler apareció en su mente y dijo lo siguiente:

- El rejoj solo mata humanos- Dicho esto desapareció

Las ilusiones de Enriqueta desaparecieron al instante, llamó a la empresa de carteros de la ciudad y pregunto por Carlos Miuler, pero le dijeron que nunca había trabajado para la empresa. Enriqueta se había propuesto algo: encontrar a Carlos, aunque no sabia como. Así también decidió que esa noche iría a algún hospital y se pondría cerca de algún paciente Terminal, eso fue lo que se le ocurrió, además tenía un hospital a solo 3 cuadras.

Ya eran las 11 de la noche y salio de su casa camino al hospital, cuando faltaba tan solo una cuadra para llegar se encontró con su hermana Carolina, ya eran las 11:20. Enriqueta le explicó su apuro a su la hermana, diciendo que tenía un amigo que visitar en el hospital y que ya se estaba por acabar el horario de visita. Carolina insistió en acompañarla diciendo que ella acababa de salir del hospital, ya que una compañera de trabajo que se llamaba Josefina Dante había tenido un accidente la semana pasada y estaba en estado de coma y cuéntale también que era muy difícil que se llegara a recuperar. Enriqueta le dijo que no se preocupara que ella pudiera ir sola, pero Carolina no aceptó la propuesta, entonces ella aceptó la compañía de su hermana.

Ya eran las 11: 45 y llegaron a la puerta del hospital, entraron y subieron por las escaleras al tercer piso donde estaban los pacientes en estado de coma, su hermana espero en una antesala que estaba fuera del pasillo de los enfermos, mientras a Enriqueta le preguntaban a quien quería ver y ella respondía que a Josefina Dante (la amiga de su hermana) la hicieron pasar a un compartimiento que tenía una puerta que daba a su vez a la habitación de los pacientes en estado de coma. Adentro estaba lleno de personas conectadas a un montón de aparatos, sin embargo no se fijo detenidamente en ninguno, dejo que el destino decidiera quien moriría. Faltaban 5 minutos para las 12, faltaban 4 minutos, faltaban 3 minutos, faltaban 2 minutos, faltaba 1 minuto, faltaba 8 segundos y entró su hermana a la habitación con ella:

- Acá esta Josefina Enriqueta, en la misma sala que tu amigo- Abrazó a Enriqueta

- No te acerques- Grito Enriqueta- Aléjate- Gritaba tanto que su hermana se asustó y la abrazó fuertemente para consolarla, ya que Carolina creía que esa reacción se debía ha haber visto a su amigo en ese estado de coma. El reloj tocó las 12, Carolina pego su último grito y cayó al piso muerta. Enriqueta comenzó a llorar y al mismo tiempo a correr, ella sabía muy bien que ya no podía hacer nada para salvarla, salio corriendo de la sala, todos la miraban, llegó a la entrada, cruzó la calle y de la ventana del tercer piso del hospital se escuchó:

- Es ella – Comenzó a correr con todas sus fuerzas las dos cuadras que le faltaban, no miró atrás para ver si la perseguían, ahora todos iban a pensar que era una asesina. Al llegar a su casa, sacó el auto del garaje dejando la puerta abierta, salio a toda marcha, hasta llegar a la ruta mas cercana. Paró en un descampado, agarró un cullillo dispuesta a cortarse las venas y matarse, sino seguiría habiendo muertes gracias a su culpa:

- No podes dañarte Enriqueta, el reloj no te dejará, estas destinada a poseerlo, vos lo aceptaste, queda en vos la tarea de decidir a quien matar todos los días del resto de tu vida- Dijo Carlos Miuler en la mente de Enriqueta, sin embargo ella no se dio por vencida, tomó el cullillo y se lo clavó, sintió que eso le dolía un montón, pero al retirar el cullillo su piel quedó intacta.

Se subió al auto y siguió su marcha, toda esa noche se quedó sin dormir andando en auto, solo paró a la mañana a comprar el diario para ver si salía algo de la muerte en el hospital, y sus sospechas eran ciertas porque en la tercera página del diario apareció un informe sobre lo que según el diario era un asesinato cometido por una mujer que todavía no se había identificado.

Sin embargo, otra noticia llamó más la atención de Enriqueta, en la cuarta hoja, al lado de su noticia, pero en la otra página se encontraba un título que decía así: “Asesinato en la cárcel de Liners”, la noticia decía que una mujer que había llegado a la cárcel el día anterior, tenía sala compartida con la víctima, solo ellas dos compartían la misma celda, por lo tanto por simple descarte se dijo que la asesina era Lorena Tomaso, la compañera de celda.

Mientras manejaba, a Enriqueta se le venían a la cabeza imágenes de su hijo y tenía unas ganas tremendas de verlo. El problema era que desde ese día Enriqueta no podría dormir en la misma casa que su hijo, ni estar cerca de el a la medianoche. Santiago tendría que ir a dormir a la casa de su abuela todos los días. El sueño comenzó a hacerse presente cerca de las 4 de la tarde, así que freno el auto y entró a un bar a tomar un café.

En la tele, estaba la convicta que había visto en el diario, esto le decía a la prensa Lorena Tomaso:

- Juro por mi vida que yo no fui, fue mi rejoj lo juro- Fue interrumpida por una fuerza policíaca que la hizo callar de inmediato y hecho a la prensa del lugar.

Enriqueta enmudeció al instante, no era la única que tenía ese reloj, había más gente como ella, o por lo menos una persona más estaba sufriendo lo mismo que ella. Y entonces supo que había llegado la solución, que ambas se sacrificaran. La única manera de terminar con las muertes era que ambas estén juntas cuando el reloj tocara las doces, pues la única manera de morir que tenían era a través de ese reloj ajeno.

Pero antes de hacer eso, se dispuso a ir a despedirse de su hijo.

Llego al campamento y ahí estaba Santiago, se abrasaron fuertemente, y una lágrima se le escapo a Enriqueta, pero la disimulo ya que quería mostrarse fuerte ante su hijo. Llego el momento y ella le comunico que su padre había muerto, Santiago comenzó a llorar abrazado a su madre y le dijo que le prometiera que nunca lo dejaría, Enriqueta le contesto que no podía prometer eso, que ahora tenía un viaje largo que hacer y que no sabía si volvería. Luego, se llevo a Santiago del campamento y fue hasta la casa de la abuela del niño, dispuesta a dejarlo a vivir con ella.

Antes de eso, fueron a un río cercano al campamento a tomar una merienda, lo que Enriqueta no sabía era que Carlos Miuler ya sabía sus intenciones y por lo tanto comenzó a adelantar el reloj. De las 5 pasó a las 6, a las 7, a las 8, , en cada minuto pasaba una hora, se hicieron las 9 . Enriqueta miró el reloj para ver la hora y pegó un grito sobresaltada, Santiago comenzó a asustarse.

- Santiago, escúchame bien, ¿te acordas de las lecciones de manejo que te dio tu padre? Bueno llego la hora de ponerlas en práctica hijo, toma las llaves del auto, ¿Sabes donde queda lo de tu abuela?

- Si pero ¿Qué te pasa? Vos nunca quisiste que maneje

- No, pero tu papá tenía razón, hay cosas que uno debe saber por si algún día te pueden servir, me hubiera gustado poder haberle escuchado mas cuando estaba vivo. Ándate ahora mismo a lo de tu abuela. Confió en vos- Se dieron un abrazo intenso, dicho esto, fueron hasta el estacionamiento del auto, Santiago arrancó y Enriqueta quedó sola.

El lugar estaba casi desierto, el reloj ya marcaba las 11. Enriqueta se golpeo la cabeza contra un árbol, para que de esa manera, al estar desmayada, en vez de matar a alguna persona viva, matara a algún recuerdo. Ya desmayada, en el sueño de Enriqueta apareció Lorena con su hijo, el reloj tocó las 12 y desaparecieron ambos al instante.

Enriqueta despertó, y desde ese momento ella se había olvidado de su hijo, ya no sabía que Santiago Existía, y como en el sueño también estaba Lorena, se había olvidado de que había otra persona con un reloj como el que tenía puesto.

Se quedo tendida en la acera, hasta que dos oficiales de la policía se pararon frente a ella y le preguntaron:

- ¿Usted es Enriqueta?

- Si- Contestó ella

- Queda bajo arresto por haber incitado a su hijo menor de edad a manejar. Tiene derecho a guardar silencio.

- No, no es mi culpa es el reloj, este reloj que tengo es el culpable…

Esa noche la llevaron a la cárcel y la metieron en una celda con otras mujeres. La prensa fue al juicio oral del otro día, Enriqueta declaró que todo era por culpa del reloj, le hicieron preguntas como ¿Le copio lo del reloj a la convicta Lorena Tomaso? O ¿Cómo inventó lo del reloj?

Enriqueta no pudo responder a la pregunta de Lorena, pues como había estado en su sueño a las 12 de la noche, no se acordaba de que existiera, al igual que su hijo.

Sin embargo Lorena Tomaso se entero de que había otra persona como ella que tenía el reloj y sería Lorena la quien finalmente buscaría a Enriqueta.

Esa noche, Lorena llamó al guardia cárcel 2 minutos antes de las 12, por lo que cuando el reloj tocó las 12, el carcelero cayó muerto y Lorena tomó las llaves para escaparse en busca de Enriqueta. Esa noche, cuando el reloj de Enriqueta tocó las 12, murió una de sus compañeras de celda, a la mañana cuando los policías vieron que Enriqueta había matado a otra persona la mandaron a una celda para ella sola.

La noche siguiente, Lorena entró a la cárcel colándose por la puerta de atrás, ya eran las 11 y 30. Lorena espero en un pasillo a que el guardia se fuera a controlar otro pasillo. Le costó encontrar la celda de Enriqueta pero cuando lo hizo, se acerco lo más cerca que pudo de la reja y le dijo:

- Enriqueta- Le mostro el reloj- llegó el momento ¿Estas lista?

- ¿Qué?- Viendo el reloj- Si estoy lista, pero falta un rato, son las 11 y 50. Pero si estoy lista

- Que suerte tenes de estar lista, no me he despedido de mi familia no se si estoy lista, pero no podemos demorar mas. ¿Vos pudiste despedirte?

- Mi esposo murió hace unos días, no tengo hijos, así que no tengo a nadie con quien quiera despedirme. Falta 1 minuto.

Ambas se agarraron de las manos, acercaron sus relojes, les vino a la cabeza la imagen de Carlos Miuler gritando y diciéndoles que se separen, pero el reloj tocó las 12 y Lorena y Enriqueta cayeron muertas. El guardia entró al pasillo al oír la caída de las convictas y antes de llamar a la ambulancia, tomó el reloj de Enriqueta y se lo puso.


Detalles del director:

  • Cada vez que aparece Carlos Miuler, la luz aumenta, y se entrecruzan las imágenes de el y de Enriqueta
  • Las escenas transcurren en el mismo orden en que transcurre el argumento.
  • En la escena final, cuando el carcelero toma el reloj, se muestra su mano, es decir la cámara muestra como se acercan sus pies, luego su mano toma el brazo de Enriqueta y le saca el reloj, nunca se le ve la cara. (Es muy importante para la secuela, si llega a haber una en un próximo concurso)
  • Desde que Enriqueta se olvida de su hijo, Naomi tendrá un rostro mucho mas demacrado, y sus esperanza y ganas de vivir disminuyen drásticamente
  • El tema 'The bad color' suena en la primera parte del filme, cuando Enriqueta esta en el funeral y luego comienza a caminar hacia su casa.
  • El tema 'Those we don´t speak of' va en la escena en que Enriqueta se escapa del Hospital, y en la escena en que Enriqueta se va al descampado la primera vez que se sube al auto.
  • El tema 'What are you asking me?' suena en varios momentos, cuando Enriqueta piensa y cuando va por la carretera en su auto.
  • El tema de Lucio Gaita 'Reloj no marques las horas' va en los créditos finales.

6 comentarios:

Jorgee dijo...

QUE INTERESANTEEEEEEEEEEE!!!!!!
QUE SUSPENSOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!

me gustó muchooo!!!
felicidades Agustín!

Alvaro dijo...

¡Que buen suspenso!
Esta muy entretenida e interesante, Agustín.
Y me parece que Ralph Fiennes es una opción excelente como villano.

Mariano dijo...

Muy buena puesta en escena para Watts, me hizo acordar a su labor en the ring. El suspenso que genera tu obra es asombroso, y el final muy duro. Me gustó mucho y espero la segunda parte, jejeje

El Pijo dijo...

sii, Watts esta muy bien, y latifah muy apta para el papel!!!

Esto en una pelicula, la escena en la q pierde la memoria seria durisima... y muy bueno ese detalle para la secuela, jaja

saludos!!

Xavier Vidal dijo...

El perfecto cruce entre The Ring y La Maldición. Felicidades y suerte. La elección de Watts es simplemente perfecta.
http://cachecine.blogspot.com/

Roke dijo...

¡Woo! ¡Qué suspense!
Entretenida e interesantísima.
Sería una película muy impactante, demoledora y muy disfrutable. Felicidades.